Los niños y la Liturgia: Elementos de una celebración de la Palabra (I)

Los niños y la Liturgia: Elementos de una celebración de la Palabra (I)En las próximas columnas analizaremos los elementos constitutivos de las Celebraciones de la Palabra para niños.

Estos son, entonces, algunos factores que considero indispensables y que forman parte integrante de toda celebración de la Palabra.

*  *  *





Celebración de la palabra: elementos indispensables

Liturgia_elementos_indispensables


1. La Palabra de Dios

    Toda celebración supone un encuentro comunitario en torno a la Palabra de Dios, para expresar juntos la fe y para celebrar la vida, también algo que ha sucedido o se ha aprendido en catequesis.

    No es un mero teatro o representación sino que es un verdadero encuentro: Dios se hace presente, se revela a los hombres a través de su Palabra (Jn1, 1-14). Las Sagradas Escrituras dan fe de la actuación de Dios en la vida de los hombres. Dios actuó en favor de su pueblo y se introdujo en su historia. La Biblia es el principal modo como la Iglesia ha interpretado, reconocido y conservado la Revelación de Dios.

    Por todo lo expuesto, una celebración donde falte la Palabra de Dios carece totalmente de sentido. En nuestro caso, por tratarse de niños, el texto de la Palabra de Dios debe ser breve y elocuente, pero nunca estará ausente.


    2. La comunidad o asamblea

      Otro elemento importante que hay que tener en cuenta en una celebración es la asamblea o comunidad, la gente que quiere celebrar algo. En nuestro caso, los niños son los verdaderos protagonistas. Si no logramos que participen plenamente, se transformarán en meros espectadores. Todo debe estar pensado en función de ellos.

      Los niños deben sentirse convocados, invitados, llamados en nombre del Señor a participar con todos sus sentidos en lo que van a realizar y celebrar.


      3. Motivo o tema

        Siempre existe un motivo para celebrar, cualquier tema puede ser celebrado: un hecho ocurrido, por el que queremos dar gracias a Dios, un acontecimiento, una experiencia que hayamos vivido o un tema aprendido en la catequesis… Lo importante es que la celebración tenga que ver con lo que el niño vive y aprende.

        Todos los temas de la catequesis pueden ser celebrados. Al concluir cada eje o núcleo catequístico convendría realizar una celebración. Las fiestas litúrgicas como la Pascua, Pentecostés, Navidad, la Epifanía, el Santo patrono…, son ocasiones privilegiadas para tener una celebración especial.

        Al tratarse de niños, todo debe girar en torno a una sola idea, clara, concisa y sencilla. Cada celebración debe presentar un solo tema. Hay que evitar esa tendencia a desarrollar varios temas en una sola celebración, cosa que confunde a los niños y los dispersa.


        4. El gesto sacramental

          El gesto sacramental es un signo actuante y eficaz de la acción salvífica de Dios. No es un rito mágico ni supersticioso. Solo produce su efecto si la persona está bien dispuesta y preparada para recibirlo.

          Todo encuentro con Dios se expresa por y a través de gestos rituales o gestos sagrados (hacer la señal de la cruz, saludar, encender un cirio, arrodillarse, darse la paz, extender los brazos, besar una imagen, rociar con agua bendita, etc.).

          Las celebraciones de los niños tendrán gran variedad y riqueza de gestos. Es imprescindible que los niños conozcan bien el significado de los gestos que realizarán durante la celebración. De cuando en cuando será necesario volver a profundizar el significado de los mismos, ya que la rutina puede transformar un gesto valioso en una práctica ritual y sin sentido.

          *  *  *

          El artículo continúa en:

          Los niños y la Liturgia: Elementos de una celebración de la Palabra (II)


          (De la Serie «Los niños y la Liturgia», columna 6.ª)

          *  *  *

          Todas las catequesis de Luis María Benavides

          Catequesis en camino - Sitio web de Luis María Benavides


           

          Evangelio del día

           

          Evangelio del día: Testimonio del Hijo

          Juan 5, 31-47. Jueves de la 4.ª semana del Tiempo de Cuaresma. Para conocer verdaderamente a Jesús hay que hablar con Él, dialogar con Él mientras le s...

          Novedad

          Aprendo a ser testigo del Señor 1

          Artículos Metodología

          Cuento del mes

           

          Primavera católica en Cuba - La revolución de la Misericordia llega a la isla

          «Tum, tum, ya está tocando la puerta». El 13 de agosto circulaba un link con este titular. Inmediatamente venía a ...

          Recomendamos

           

          Biblia Escolar de Casals

          El estudio de las Sagradas Escrituras debe ser una puerta abierta a todos los creyentes. Es fundamental que la Palabra revelada fecunde radicalmente l...