Soy joven y quiero confesarme: Oración para antes o después de la Confesión

Soy joven y quiero confesarme: El acto de contrición

Llama con tu oración a su puerta, y pide, y vuelve a pedir. No será Él como el amigo de la parábola: se levantará y te socorrerá; no por aburrido de ti: está deseando dar; si ya llamaste a su puerta y no recibiste nada, sigue llamando que está deseando dar. Difiere darte lo que quiere darte para que más apetezcas lo diferido; que suele no apreciarse lo aprisa concedido.

San Agustín

*  *  *

Oración para antes o después del sacramento de la Reconciliación


¡Oh señor!

Presento mis culpas ante Tu presencia,

y quiero recordar las miserias que me han ocasionado.


Si pienso en el mal que he hecho,

muy poco es lo que padezco,

y mucho más lo que he merecido.

Muy grave es la culpa cometida,

y muy insignificante el castigo que sufrí.


Siento la pena del pecado,

pero no quiero evitar las ocasiones de pecar.

Cuando me castigas desfallece mi flaqueza,

y a pesar de eso, no dejo el pecado.

Mi conciencia siente el remordimiento,

pero mi orgullo no quiere doblegarse.


Mi vida está llena de miserias,

pero no se corrige en sus obras.

Señor, si tienes paciencia conmigo, o me corrijo,

y si me castigas,

muy poco dura mi enmienda.


Cuando soy castigado,

reconozco el mal que he hecho,

y cuando ha pasado vuestro castigo,

ya no me acuerdo de aquello mismo por lo que lloré.


Si levantas Tu mano para castigarme,

prometo corregirme,

si suspendes Tu castigo,

no cumplo lo que te he prometido.


Si me castigas,

te pido que me perdones,

si me perdonas,

otra vez te ofendo para que me castigues.


Aquí me tienes, señor,

culpable y confesando haberte ofendido,

y harto sé que si no me perdonas con toda justicia,

tendrías que condenarme.


¡Oh Padre Omnipotente!

¡Oh Padre mio!

Aunque sin mérito alguno de mi parte,

Concédeme lo que te pido,

ya que me has creado de la nada,

para que te rogase.


Te lo pido por los méritos de Nuestro Señor Jesucristo.

Amén.

*  *  *


Nota: esta oración es un "arreglo o variación" de la oración original de san Agustín del Devocionario Católico de 1959. Podéis leer la oración original en el blog de Angélica Pajares.


*  *  *

    Índice general    

*  *  * 


 

Evangelio del día

 

Evangelio del día: El sentido de las parábolas

Mateo 13, 10-17. Jueves de la 16.ª semana del Tiempo Ordinario. Las parábolas, por su naturaleza, requieren un esfuerzo de interpretación, interpelan la...

Novedad

Aprendo a ser testigo del Señor 1

Cuento del mes

 

Relatos de un peregrino ruso

«Cuando un peregrino venga a visitaros, prosternaos ante él. No ante el hombre, sino ante Dios.» Si esto es así, y l...

Recomendamos

 

Biblia Escolar de Casals

El estudio de las Sagradas Escrituras debe ser una puerta abierta a todos los creyentes. Es fundamental que la Palabra revelada fecunde radicalmente l...