Cómo se reza el Rosario Misionero

Cómo se reza el Rosario MisioneroEl Rosario misionero fue pensado y organizado a mediados del siglo XX por el arzobispo norteamericano Monseñor Fulton J. Sheen con la finalidad de brindar un medio muy práctico de orar por las misiones y misioneros.

El Rosario Misionero es una forma de oración que toma como base al Rosario tradicional, en la cual, por intercesión de María, se pide al Padre por las intenciones y necesidades de todo el mundo. Es una oración mariana universal y misionera, que consiste en rezar los cinco misterios de cada día teniendo presentes los cinco continentes del mundo, pensando en la situación concreta de cada continente desde el punto de vista de la evangelización y de la presencia cristiana, y orando por los misioneros y misioneras, por todos los agentes de la evangelización, y por todos los que aún no conocen la Buena Nueva de la salvación, para que se abran a la luz del Evangelio.

Al igual que el Rosario tradicional, el Rosario Misionero está estructurado en cinco misterios, en cada uno de los cuales se pone como intención a uno de los cinco continentes. Las cinco decenas tienen sendos colores, que representan a cada uno de los continentes desde el punto de vista misional, y recuerdan al que reza, la intención misional de cada decena.

Al terminar el Rosario Misionero habremos rodeado el mundo entero, abrazando a todos los continentes, a todos los hombres y mujeres en una gran oración universal.

Cómo se reza el Rosario Misionero

1. Se comienza con la Señal de la Cruz.
2. Se reza el Acto de contrición o alguna otra oración de Perdón.
3. Dependiendo del día de la semana, se rezarán los misterios que corresponda, ofreciendo un misterio por cada continente:
4. Tras concluir los misterios, se reza 1 Padrenuestro y 3 Avemarías por el propio país, para que Dios suscite espíritus generosos y entregados a la evangelización y por todos los que aún no conocen a Cristo, para que pronto lleguen a encontrarse con Él.

También puede optarse por el rezo de las Letanías Misioneras en este momento, que concluyen el rosario con las oraciones finales que las acompañan.

5. Puede rezarse también la siguiente Oración:

"Señor, Tú has querido que tu Iglesia sea sacramento de salvación para todos los hombres, a fin de que la obra redentora de Cristo persevere hasta el final de los tiempos; mueve ahora los corazones de tus fieles y concédenos la gracia de sentir que nos llamas con urgencia a trabajar por la salvación del mundo, para que, de todas las naciones, se forme y desarrolle un solo pueblo, una sola familia, consagrada a tu nombre. Por Cristo nuestro Señor. Amén."

6. Se reza una Salve a la Virgen María.

7. Se finaliza con la Señal de la Cruz.


* * *

Fuente original: Portal de los misioneros

 

Evangelio del día

 

Evangelio del día: Como un tesoro escondido

Mateo 13, 44-52. Decimoséptimo Domingo del Tiempo Ordinario. Quien encuentra el Reino de Dios no tiene dudas, siente que es eso que buscaba, que esperaba ...

Novedad

Aprendo a ser testigo del Señor 1

Cuento del mes

 

Relatos de un peregrino ruso

«Cuando un peregrino venga a visitaros, prosternaos ante él. No ante el hombre, sino ante Dios.» Si esto es así, y l...

Recomendamos

 

Biblia Escolar de Casals

El estudio de las Sagradas Escrituras debe ser una puerta abierta a todos los creyentes. Es fundamental que la Palabra revelada fecunde radicalmente l...