Características

Características

Conociendo a nuestros hijos: 3 a 6 años

Conociendo a nuestros hijos: 3 a 6 añosEl tramo de los 3-6 años es conocido como el del «verdadero despertar religioso». Nos encontramos ante un momento de maduración psicológica del niño, en el que la religiosidad va a arraigar, al tiempo que surgen los primeros niveles de fe y el nacimiento de la conciencia ética.

El gran objetivo de la formación religiosa en esta etapa será el de configurar el sentido de Dios, que se presentará bajo la figura acogedora del Padre.

Leer más...
 
Características

Conociendo a nuestros hijos: 0 a 3 años

Conociendo a nuestros hijos: 0 a 3 años

El nivel de los 0-3 años conforma la primera de las llamadas fases objetivas de la persona, que son aquellas en las que se da un predominio del sentido de la realidad y del interés por lo que le rodea. Es un periodo tranquilo y de una sociabilidad serena.

Los rasgos psicológicos de este nivel de edad nos dicen que:

  • El niño toma conciencia de su yo hacia el año y medio.
  • Manifiesta un intenso egocentrismo, lo que le puede llevar a establecer actitudes defensivas hacia los desconocidos.
  • En torno a los tres años se encuentra inmerso en un rápido proceso de afianzamiento personal.
  • Se siente afectivamente dependiente de la madre.
  • Es ingenuo y crédulo ante lo que se le dice y se le muestra.
  • Se siente muy atraído por los objetos móviles y sonoros. Se da una tendencia al fetichismo en la que dota de vida a los objetos: es muy normal que hable con sus juguetes.
  • Emplea y asume un lenguaje sensorial, concreto y dinámico, basado en la experiencia cercana.
  • Etapa en la que vive feliz y satisfecho, sin afanes críticos.
Leer más...

Novedad

Aprendo a ser testigo del Señor 1

Cuento del mes

 

El Maestro

Cuando cayeron las tinieblas sobre la tierra, José de Arimatea, habiendo encendido una antorcha de madera de pino, baj...

Recomendamos

 

Biblia Escolar de Casals

El estudio de las Sagradas Escrituras debe ser una puerta abierta a todos los creyentes. Es fundamental que la Palabra revelada fecunde radicalmente l...