Catequesis sobre la familia: Introducción

Catequesis sobre la familia: Introducción e índice general

Como introducción traigo aquí una visión sintética de la familia cristiana en el mundo de hoy, expuesta en las «Conclusiones del Congreso teológico-pastoral sobre los hijos», organizado por el Pontificio Consejo para la familia, en ocasión del III Encuentro Mundial del Santo Padre con las familias, en Roma (11-13 de octubre de 2000):

*  *  *


Vivimos en una época de crecientes y sistemáticos ataques contra la familia

Vivimos en una época de crecientes y sistemáticos ataques contra la familia y contra la vida. En este contexto es necesario, de todas formas, evitar tanto un pesimismo paralizante, como un optimismo ingenuo e irreal. La tendencia a poner en duda la institución familiar, su naturaleza y misión, su fundamento sobre el matrimonio (unión de amor y de vida entre un hombre y una mujer) está, por así decirlo, generalizada en determinados ambientes muy influyentes, mareados por una mentalidad secularizada. Esta tendencia está presente también en importantes medios de comunicación, trastorna la vida económica y profesional de muchos y obstaculiza la percepción de la realidad del matrimonio en nuestros hijos.

La fecundidad ha padecido un desmoronamiento en muchas regiones, especialmente allí donde las riquezas son abundantes. La plaga del divorcio se extiende en países de larga tradición cristiana. El aborto hiere profundamente el alma de los pueblos y las conciencias de las personas. Las «uniones de hecho» constituyen un grave problema social cada día más extendido.

Existe el riesgo de que un tal estado de las cosas lleve a nuestros hijos a dudar de sí mismos y de su futuro, y a contribuir a su desconfianza sobre su capacidad de amar y de asumir compromisos matrimoniales.

Esta crisis es reveladora de una enfermedad del espíritu que se ha alejado de la verdad y de una antropología errónea; refleja, además, un relativismo y un escepticismo sin precedentes. Esto demuestra que el hombre está tentado a cerrarse a la verdad sobre sí mismo y sobre el amor.

Frente a este riesgo, es necesario dejarnos guiar por el realismo que brota del Evangelio y por una profunda confianza en Dios.

Frente a este riesgo, es innecesario ratificar nuestra esperanza en el futuro, dejándonos guiar por el realismo que brota del Evangelio, y por una profunda confianza en Dios, sin esconder la gravedad de los males que amenazan a las jóvenes generaciones. Es precisamente al corazón desilusionado del hombre al que deseamos llevar un mensaje de esperanza, dirigiendo nuestro pensamiento a aquellos que construirán el mundo del tercer milenio: nuestros hijos.


Los desafíos contra la figura del Padre y de la Madre

Para comprender la misión que Dios confiada las familias cristianas, sobre todo en relación a la transmisión de la fe y a la educación de los hijos, tenemos que tener en cuenta algunos ataques a la familia cristiana en la sociedad actual en la que vivimos.

Además del divorcio, del aborto, de la eutanasia, de la libertad sexual, de las convivencias, de las parejas de hecho, de las parejas homosexuales: todos ellos ataques a la familia, a estas alturas aceptados y casi todos reconocidos por los Estados, trataremos los ataques contra el hombre: marido y padre, y contra la mujer: esposa y madre, y de las consecuencias negativas en la educación de los hijos.


*  *  *

    Índice general    >>    Siguiente    

*  *  *


Portal web de Camino Neocatecumenal


 

Novedad

Aprendo a ser testigo del Señor 1

Recomendamos

 

Biblia Escolar de Casals

El estudio de las Sagradas Escrituras debe ser una puerta abierta a todos los creyentes. Es fundamental que la Palabra revelada fecunde radicalmente l...