El Camino de Santiago, una ruta espiritual

El Camino de Santiago, una ruta espiritualEl Camino de Santiago es una de las principales rutas de peregrinación del mundo cristiano. Es un recorrido físico y espiritual que puede realizar cualquier persona: hombres y mujeres, niños y niñas... familias enteras con un afán de mejora espiritual y de conversión.

Toda actividad realizada en familia fuera del hogar, sobre todo cuando supone la colaboración de todos, padres e hijos, para vivir una aventura, ayuda a que los pequeños demuestren sus mejores valores y valoren con más cercanía y claridad el ejemplo de sus padres.

En una ruta tan larga como el Camino de Santiago, para hacerlo con niños, hay que tener una serie de consideraciones tanto de planeamiento (recorridos, paradas, etc.) como de fundamento espititual. Para dotaros de este material hemos seleccionado dos magníficos enlaces:

Un documento pdf que recoge una catequesis completa del Camino de Santiago.

El Camino de Santiago para niños, en él podréis encontrar información para hacer esta ruta con niños de entre 8 a 12 años. La página contiene:

Por otra parte, en estre otro enlace tenéis la experiencia del recorrido de la ruta por una familia. Finalmente, en el portal de la Federación Española de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago encontraréis toda la información esencial para realizar el camino apropiadamente.

El Camino de Santiago es una aventura espiritual que nuestros hijos no olvidarán nunca.


 

Evangelio del día

 

Evangelio del día: Visita de Nicodemo

Juan 3, 1-8. Lunes de la 2.ª semana del Tiempo de Pascua. La voluntad del Espíritu no es arbitraria. Es la voluntad de la verdad y del bien. Por eso no s...

Novedad

Aprendo a ser testigo del Señor 1

Cuento del mes

 

El Maestro

Cuando cayeron las tinieblas sobre la tierra, José de Arimatea, habiendo encendido una antorcha de madera de pino, baj...

Recomendamos

 

Biblia Escolar de Casals

El estudio de las Sagradas Escrituras debe ser una puerta abierta a todos los creyentes. Es fundamental que la Palabra revelada fecunde radicalmente l...